Vida de San Adrián

Puerta que una vez condujo al monaterio de San AgustinSan Adrián había nacido en Africa. Era Abad de Nérida, cerca de Nápoles, cunado el Papa San Vitaliano, a la muerte de San Adeodato, Arzobispo de Canterbury, le escogió por su ciencia y virtud para instruir a la nación inglesa, aun joven en la fe. El humilde siervo de Dios trato de declinar la elección, recomendando a San Teodoro para el cargo, pero se mostró dispuesto a compartir los trabajos de la misión. El Papa accedió a sus suplicas y le nombró asistente y consejero del nuevo obispo, en lo cual san adriano convnio gustosament.

San Teodoro le nombró Abad del monasterio de San Pedro y San Pablo de Canterbury, que más tarde había de llamarse San Agustín, donde nuestro santo enseño el griego, el latin, al ciencia de lo padres, y, sobre todo, la virtud. Bajo Adrian y Teodoro, la influencia de la escuela monastica de Canterbury se extendion enormente. San Aldelmo acudió a ella desde Wessex, oftforo desde Whitby, y otros estudiantes desde Irlanda. Era un escuela de derecho romano y de ciecias eclesiasticas. Beda refiere que los dicipulos de San Adrian conocian bastante bien el griego y hablaban el latin como el ingles. San Adrian ilustró el país con su doctrina y el ejemplo de su vida, durante treinta y nueve años. Murio el 9 de enero del año 710.

Goscelino de Canterbury nos ha dejado una narracion muy interesante del descubrimiento de lso restos de San Adrian, que se hallaban incorruptos y despedian una suave fragancia. las recientes excavaciones confirman este relato. La tumba de San Adrian se hizo famosa por los milagros en ella obrados, según nos dice Goscelino, citado por Guillero de Malmesbury.